FacebookTwitter

 

Artículo por Residentes

Hamartoma fibrovascular facial grave en paciente con esclerosis tuberosa (ET). Resolución de caso problema. Nuestra experiencia

Eric Leandro Escobar, Zaida Nasif, Bárbara Talavera, Sergio Martínez.

Revista Argentina de Cirugía Plástica 2023;(01):0038-0042 


La ET es un trastorno multisistémico autosómico dominante que se caracteriza por displasia celular y tisular en varios órganos (cerebro, corazón, piel, ojos, riñones, pulmones) que constituyen una fuente importante de morbilidad y mortalidad.
Las manifestaciones comunes incluyen tubérculos corticales, nódulos subependimarios, astrocitomas subependimarios de células gigantes, convulsiones, rabdomiomas cardíacos, AML renales, hamartomas retinianos, linfangioleiomiomatosis pulmonar, angiofibromas faciales, manchas de hojas de ceniza, parches de Shagreen, discapacidad intelectual y trastorno del espectro autista.
Se presenta a continuación la resolución de un caso problema grave de una paciente que llega a la consulta al hospital público, con severa incapacidad para mantener la permeabilidad de la válvula nasal externa, a expensas de formación harmartomatosa grave, de años de evolución, fétida y sangrante, decidiéndose tomar conducta quirúrgica urgente y agresiva dada las condiciones de la lesión, la poca colaboración de la paciente y el contexto familiar de la misma que presenta además trastornos conductuales asociados a manifestaciones neurológicas de la enfermedad (retraso madurativo).


Palabras clave: hamartoma, angiofibroma, esclerosis tuberosa, retraso madurativo.

ET is an autosomal dominant multisystem disorder characterized by cellular and tissue dysplasia in several organs (brain, heart, skin, eyes, kidneys, lungs) that constitute a major source of morbidity and mortality.
Common manifestations include cortical tubercles, subependymal nodules, subependymal giant cell astrocytomas, seizures, cardiac rhabdomyomas, renal AML, retinal hamartomas, pulmonary lymphangioleiomyomatosis, facial angiofibromas, ash leaf spots, shagreen patches, intellectual disability, and autism spectrum disorder.
This paper presents the resolution of a serious problem case of a patient who attends the consultation of a public hospital, with severe inability to maintain the patency of the external nasal valve, at the expense of severe harmartomatous formation, of many years of evolution, fetid and bleeding, deciding to undertake urgent and aggressive surgical conduct given the conditions of the lesion, the lack of collaboration of the patient and the family context of the same, which also presents behavioral disorders associated with neurological manifestations of the disease (maturational delay).


Keywords: hamartoma, angiofibroma, tuberous sclerosis, maturational delay.


Los autores declaran no poseer conflictos de intereses.

Fuente de información Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Para solicitudes de reimpresión a Revista Argentina de Cirugía Plástica hacer click aquí.

Recibido 2023-03-22 | Aceptado 2023-03-27 | Publicado 2023-03-31

Tabla 1. Criterios diagnósticos de Esclerosis Tuberosa.

Figura 1.

Figura 2.

Figura 3.

Figura 4.

Figura 5.

Figura 6.

Figura 7.

Figura 8.

Figura 9.

Figura 10.

Materiales y métodos

La ET es un trastorno genético autosómico dominante que afecta el mecanismo de acción de la rapamicina (mTOR), con una incidencia estimada de aproximadamente 1 por cada 5800 nacidos vivos y a alrededor de 1 millón de personas en todo el mundo.

Los angiofibromas faciales se observan en el 83 al 90% de los casos y suelen aparecer en la primera década de la vida, alrededor del 3er o 4to año de vida. El número de lesiones puede aumentar durante la adolescencia, estabilizándose durante la edad adulta. Se caracterizan por pápulas que afectan principalmente a la zona malar, dorso nasal, surco nasolabial, frente y mentón, variando su coloración desde normal, cuando tienen más tejido fibroso, hasta violáceo, donde predominan los vasos sanguíneos. Aunque suelen ser asintomáticos, los angiofibromas pueden sangrar espontáneamente, perjudicar la vista y afectar la calidad de vida debido a la desfiguración estética. En algunos pacientes, estas lesiones se vuelven confluentes, causando una marcada desfiguración.

Las lesiones dermatológicas que se observan con el ET son de suma importancia, ya que su presencia anuncia el diagnóstico en un número considerable de casos. En 2012 se establecieron criterios diagnósticos de esclerosis tuberosa muchos de los cuales incluyen manifestaciones cutáneas (Tabla 1).

Presentación de caso

Paciente femenino de 21 años, con antecedente de diagnóstico de esclerosis tuberosa acompañada de síntomas y patologías asociadas a su patología de base (retraso madurativo, autismo, epilepsia) que es derivada al Servicio de Cirugía Plástica y Quemados del Hospital Perrando por presentar formación vegetante facial de 15 x 10 cm, de 5 años de evolución, de crecimiento progresivo y acelerado en los últimos 2 años , que dificulta la visión, alimentación e higiene.

Al examen físico se constata formación vegetante que compromete región nasal, geniana derecha e izquierda, y labio superior, no dolorosa, sangrante al tacto (Figuras 1, 2, 3, 4). Como dato de interés, la paciente recibió de manera discontinuada, de forma tópica, ungüento casero a base de comprimidos de serolimus de 2 mg, sobre las lesiones en rostro sin obtener resultados satisfactorios o significativos. Por este motivo se decide realizar tratamiento quirúrgico de dichas lesiones, existiendo además la posibilidad de encontrarse comprometidas las estructuras internas de la pirámide nasal, por lo que se solicita tomografía de macizo facial para planificación quirúrgica, que evidencia solamente la afectación de la piel.

Se realiza resección de dicha lesión con técnica de shaving obteniéndose un lecho sangrante y libre de lesión a nivel macroscópico (Figura 5). Se realiza correcta hemostasia y se procede a colocar injertos de piel autóloga de espesor parcial (Figuras 6, 7, 8), los cuales son tomados de raíz del muslo y se fijan al lecho receptor por medio de puntos cardinales de mononylon 4.0. La cobertura externa se realiza, tanto en zona dadora como en lecho receptor, con cura húmeda vaselinada.

Se envían las piezas operatorias al Servicio de Anatomía Patológica, que informa, como diagnóstico, proliferación hamartomatosa fibrovascular.

La paciente concurre a los controles posquirúrgicos presentando una evolución favorable acorde a los cuidados esperables a su desarrollo cognitivo (Figura 9), constatándose cicatrización total de las heridas y ausencias de recidivas locales luego de 5 meses de la cirugía (Figura 10).

Discusión

El tratamiento de las lesiones cutáneas de ET abarca desde el uso tópico de sirolimus (inhibidor mTOR) al 1% hasta la aplicación de láser CO2 fraccionado, solo o asociado a láser colorante pulsado, con resultados estéticos favorables.

La eficacia de los inhibidores de mTOR orales (sirolimus) para el tratamiento de las manifestaciones relacionadas con ET está establecida para el astrocitoma subependimario de células gigantes (SEGA), el angiomiolipoma renal, la linfangioleiomiomatosis (LAM), la epilepsia, el rabdomioma cardíaco y las lesiones cutáneas. Sin embargo, no están aprobados por los reguladores para el tratamiento del angiofibroma facial, ya que podría haber un mayor riesgo de efectos secundarios sistémicos asociados con un efecto inmunosupresor de estos medicamentos.

Varias formulaciones tópicas del inhibidor de mTOR son efectivas y generalmente bien toleradas para el tratamiento del angiofibroma facial. Se ha demostrado una mejoría de las lesiones en más del 90% de los sujetos, especialmente si el tratamiento se inició en etapas tempranas. Se propusieron varias formulaciones diferentes (pomada, gel, solución y crema) con un amplio rango de concentraciones (0,003%-2%).

Actualmente se recomiendan realizar intervenciones tópicas como primera línea para lesiones planas o moderadamente elevadas; las intervenciones quirúrgicas se recomiendan para las lesiones que no responden, son más protuberantes o requieren una intervención inmediata. Entre ellas se pueden mencionar la dermoabrasión quirúrgica, electrocoagulación, escisión, curetaje, criocirugía o terapia con láser, que si bien generan un resultado inmediato, también están asociados con dolor, hiperpigmentación, cicatrización, sangrado, riesgo de complicaciones y recurrencia de las lesiones.

Conclusión

Dada la complejidad de este tipo de pacientes, el abordaje multidisciplinario individualizado es fundamental, sobre todo a la hora de tratar cada manifestación sistémica. El tratamiento de las lesiones cutáneas debe ser escalonado, siempre y cuando sea plausible implementar estrategias terapéuticas menos agresivas en primera instancia; en este caso, el fracaso en el tratamiento tópico por las características de la paciente y el estadio en el cual llega a la consulta nos llevó a optar por un tratamiento radical y agresivo como primera elección quirúrgica.

Por último, cabe destacar la importancia del acompañamiento psicosocial y cognitivo para poder conseguir el éxito en el manejo de la enfermedad en sí y los cuidados posoperatorios.

  1. Boggarapu S, Roberds SL, Nakagawa, J. et al. Caracterización y manejo del angiofibroma facial relacionado con el complejo de esclerosis tuberosa en los Estados Unidos: análisis retrospectivo de la base de datos de historia natural. Orphanet J Rare Dis 17 , 355 (2022). https://doi.org/10.1186/s13023-022-02496-2

  2. Northrup H, Krueger DA, Grupo ITSCC. Actualización de los criterios de diagnóstico del complejo de esclerosis tuberosa: recomendaciones de la conferencia internacional de consenso del complejo de esclerosis tuberosa de 2012. Pediatr Neurol. 2013;49:243–54.

  3. Querida TN. Sirolimus tópico para tratar el complejo de esclerosis tuberosa (CET). JAMA Dermatol. 2018;154:761–2.

  4. Wataya-Kaneda M, Nagai H, Ohno Y, Yokozeki H, Fujita Y, Niizeki H, et al. Seguridad y eficacia del gel de sirolimus para pacientes tsc con lesiones cutáneas faciales en un ensayo clínico a largo plazo, abierto, de extensión y no controlado. DermatolTher. 2020;10:635–50 ( Heidelberg ).

  5. Malissen N, Vergely L, Simon M, Roubertie A, Malinge MC, Bessis D. Tratamiento a largo plazo de las manifestaciones cutáneas del complejo de esclerosis tuberosa con crema tópica de sirolimus al 1 %: un estudio prospectivo de 25 pacientes. J Am Acad Dermatol. 2017;77:464-72.e3.

  6. Koenig MK, Bell CS, Hebert AA, Roberson J, Samuels JA, Slopis JM, et al. Eficacia y seguridad de la rapamicina tópica en pacientes con angiofibromas faciales secundarios al complejo de esclerosis tuberosa: ensayo clínico aleatorizado del tratamiento. JAMA Dermatol. 2018;154:773–80.

  7. Wataya-Kaneda M, Ohno Y, Fujita Y, Yokozeki H, Niizeki H, Ogai M, et al. Tratamiento con gel de sirolimus versus placebo para angiofibromas faciales en pacientes con complejo de esclerosis tuberosa: un ensayo clínico aleatorizado. JAMA Dermatol. 2018;154:781–8.

  8. Northrup H, Aronow ME, Bebin EM, Bissler J, Darling TN, de Vries PJ, et al. Criterios diagnósticos del complejo internacional de esclerosis tuberosa actualizados y recomendaciones de vigilancia y manejo. Pediatr Neurol. 2021;123:50–66.

  9. Uysal SP, Şahin M. Tuberous sclerosis: a review of the past, present, and future. Turk J Med Sci. 2020 Nov 3;50(SI-2):1665-1676. doi: 10.3906/sag-2002-133. PMID: 32222129; PMCID: PMC7672342.

  10. Portocarrero LKL, Quental KN, Samorano LP, Oliveira ZNP, Rivitti-Machado MCDM. Tuberous sclerosis complex: review based on new diagnostic criteria. An Bras Dermatol. 2018 Jun;93(3):323-331. doi: 10.1590/abd1806-4841.20186972. PMID: 29924239; PMCID: PMC6001077.

  11. Balestri R, Rizzoli L, Pedrolli A, Urru SAM, Rech G, Neri I, Girardelli CR, Magnano M. Analysis of current data on the use of topical mTOR inhibitors in the treatment of facial angiofibromas in tuberous sclerosis complex-An update. J Eur Acad DermatolVenereol. 2023 Mar;37(3):474-87. doi: 10.1111/jdv.18693. Epub 2022 Nov 5. PMID: 36300771.

Autores

Eric Leandro Escobar
Servicio de Cirugía Plástica y Quemados, Hospital Perrando, Resistencia, Chaco.
Zaida Nasif
Servicio de Cirugía Plástica y Quemados, Hospital Perrando, Resistencia, Chaco.
Bárbara Talavera
Servicio de Cirugía Plástica y Quemados, Hospital Perrando, Resistencia, Chaco.
Sergio Martínez.
Servicio de Cirugía Plástica y Quemados, Hospital Perrando, Resistencia, Chaco.

Autor correspondencia

Eric Leandro Escobar
Servicio de Cirugía Plástica y Quemados, Hospital Perrando, Resistencia, Chaco.

Correo electrónico: Naticotto@hotmail.com

Para descargar el PDF del artículo
Hamartoma fibrovascular facial grave en paciente con esclerosis tuberosa (ET). Resolución de caso problema. Nuestra experiencia

Haga click aquí


Para descargar el PDF de la revista completa
Revista Argentina de Cirugía Plástica, Volumen Año 2023 Num 01

Haga click aquí

Revista Argentina de Cirugía Plástica
Número 01 | Volumen 69 | Año 2023

Titulo
Hamartoma fibrovascular facial grave en paciente con esclerosis tuberosa (ET). Resolución de caso problema. Nuestra experiencia

Autores
Eric Leandro Escobar, Zaida Nasif, Bárbara Talavera, Sergio Martínez.

Publicación
Revista Argentina de Cirugía Plástica

Editor
Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

Fecha de publicación
2023-03-31

Registro de propiedad intelectual
© Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

Reciba la revista gratis en su correo


Suscribase gratis a nuestra revista y recibala en su correo antes de su publicacion impresa.


Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora
Av. Santa Fe 1611 P 3º - CABA | Argentina | tel./fax +54 11 0810 333 1616 | e-mail sacper@sacper.org.ar | www.sacper.org.ar

So­cie­dad Ar­gen­ti­na de Ci­ru­gía Plás­ti­ca, Es­té­ti­ca y Re­pa­ra­do­ra | ISSN 0327-6945 | ISSN digital 2618-3625

La plataforma Meducatium es un proyecto editorial de Publicaciones Latinoamericanas S.R.L.
Piedras 1333 2° C (C1240ABC) Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina | tel./fax (5411) 4362-1600 | e-mail info@publat.com.ar | www.publat.com.ar

Meducatium versión 2.2.1.3 ST